¿Cuándo ocurre la fimosis?

La fimosis ocurre cuando el orificio de piel que recubre el pene (prepucio) es estrecho con lo cual no queda descubierto el glande (parte anterior del pene) en su totalidad.

Es muy fácil saber cuándo los peques tienen fimosis. Al intentar retirar la piel del prepucio hacia atrás en condiciones normales se dejaría el glande al descubierto totalmente pero si esta piel que recubre el glande no se retrae es que el orificio es pequeño por lo tanto hay fimosis esta situación hace que exista acumulación de escamas de la piel o secreciones que pueden representar un riesgo de infección para el niño.

En ocasiones no estamos en presencia de fimosis si no de una adherencia de la piel al glande lo que significa que cuando se intenta retraer el prepucio para dejar al descubierto el glande parte de la piel se queda adherida al glande impidiendo que se pueda llevar hacia atrás totalmente. Ante esta situación se hace casi imposible poder limpiar adecuadamente el glande.

¿Cómo solucionar esta situación?

Es simple, con la ducha diaria. Hay que enseñar a los peques como retirar la piel de su pene hacia atrás y como lavar sus genitales con agua y jabón para que se vaya haciendo hábitos de higiene. Enseñarles que se debe hacer diario y cada día retirar un poco más hasta que logre que el glande quede totalmente al descubierto, esta maniobra la debe hacer de manera que no sea traumática ni dolorosa. Una vez se haya logrado que el glande este al descubierto debe continuar diariamente con las mismas maniobras para evitar la aparición de adherencias.

En los niños más pequeños somos los padres quienes tenemos que realizar estas maniobras higiénicas hasta que el pequeño pueda hacerlas por sí mismo. Se deben hacer sin medo con suavidad y siempre pensando que es lo mejor para nuestros hijos.

No se trata de vivir en una urna, salud es felicidad.

Dra. Isis Molina Mariscal

  1. Familiar